Milano, la capital mundial de la moda y el corazón del lujo italiano, está compuesta de brillantes joyas – artísticas, históricas y hoteleras.

Es aquí, donde el eco de stilettos marcan el agitado ritmo de vida de los ciudadanos y en el aire yace el seductor aroma de cologne, donde se alza la más exquisita y refinada de las joyas: Bvlgari Hotel Milano.

Elegancia, de opulencia y belleza clásica

El primer hotel de la renombrada marca de lujo Bvlgari, cuyas puertas abrieron el 2004, Bvlgari Hotel Milano está ubicado en un edificio histórico que data del siglo XVIII, un antiguo convento de la Cofradía de las Hermanas de la Última Cena.

En una calle privada en el centro de Milán, entre Via della Spiga, Via Montenapoleone, La Scala y la Accademia di Brera, se encuentra este palazzo milanés del siglo XVIII restaurado con buen gusto y exquisita atención al detalle.

Quizás te interese: Inspirato, destinos familiares de lujo

Su austera fachada original – perfectamente renovada – esconde inesperados y encantadores patios y un mundo de hedonismo sin igual.

Una impactante chimenea rodeada por alfombras de seda pura juega el papel principal en el famoso lounge del hotel.

El artista Antonio Citterio Patricia Viel aseguró que las habitaciones sean verdaderas expresiones de la artesanía italiana; papeles pintados de color crema, muebles contemporáneos y bocetos enmarcados de icónicas joyas de Bvlgari nos sumergen en la esencia de esta exquisita marca.

La colección de hospitalidad de lujo más exclusiva del mundo

Bvlgari Hotels & Resorts está compuesto por pocas propiedades, delicadamente seleccionadas en las principales ciudades cosmopolitas del mundo y en destinos de lujo.

Con el objetivo de transmitir el feeling de la marca Bvlgari, su glamour  atemporal y su rica herencia, cada una es una exclusiva representación artística de la magia que es lograda con pasión, dedicación y artesanía.

Quizás te interese: Best of the best of Luxury: Bvlgari

Insignia en la industria del lujo, Bvlgari nace en 1884 para convertirse en una de las más antiguas casas de joyería italiana. El estilo búlgaro de su creador Sotirios Voulgaris –el nombre de la marca proviene de su apellido– es fácilmente reconocible por los elementos antiguos del Renacimiento romano, griego, italiano que lucen las joyas.

Más tarde se introdujo a Bvlgari el estilo parisino y Art Deco, pero permanece fiel a sus raíces, produciendo joyas y accesorios generosamente decoradas con los estilos auténticos de su fundador greco-romano: el resultado es magia.

Por Melanie Béard

Autor: First Class

Deja un comentario